Violencia contra ELLOS

0
434

La violencia de las mujeres hacia los hombres en la pareja es un tema poco investigado, existen pocos estudios realizados sobre este fenómeno. A pesar de que los factores socioculturales son los que influyen en la aparición de la violencia, es la legislación la que debe proteger los derechos de todas las personas por igual; sin embargo, existe diferencia penal en los delitos y las penas son atribuidas según el género, aunque la ley debe proteger a las personas con independencia del género, para evitar una discriminación positiva perpetua.

La violencia doméstica proviene de estructuras sociales, económicas, políticas y culturales desigualitarias e injustas. No se trata de un fenómeno nuevo, pero su reconocimiento como problema social si es relativamente reciente.

Para que la violencia ejercida contra las mujeres en el hogar haya trascendido desde el ámbito privado al ámbito público, ha sido necesario que las mujeres paguen un alto precio, pues han sido numerosas las victimas que han muerto a causa de este tipo de violencia .


(Alonso, Manso, y Sánchez, 2013)

La tendencia a valorar a las personas según su género da la razón a sentimientos, emociones, conductas o actividades que se pueden ejercer, dando lugar a los estereotipos. Actualmente se han reducido las manifestaciones sexistas, pero ha aparecido el sexismo ambivalente, el cual se constituye de dos características: hostil y compasivo.
La sociedad actual no da cabida a la existencia del hombre maltratado ya que no existe la visión del hombre maltratado en la violencia doméstica.

Es extraño pensar que puede haber hombres que sean víctimas de maltratos por parte de sus parejas.


(Toldos, 2013)

El hecho de que sea extraño llegar a pensar que un hombre no puede ser victima de maltratos y que siempre estuvo al tope de que el hombre de la casa es el personaje principal de cada familia; ha provocado que victimas no den a conocer su caso y que sigan soportando esta lamentable situación.

Actualmente en una de las nueve casas de acogida para hombres maltratados que existen en Reino Unido; Dean, que prefiere mantenerse en el anonimato por cuestiones de seguridad cuenta parte de su mala experiencia “me tiraba cosas a la cabeza, platos. De hecho, tengo hasta una marca que muestra lo que me hizo”, “no saben si fue un ataque por deshidratación, pero lo cierto es que no estaba comiendo. No me dejaban comer en casa”, “sé que suena estúpido, pero si alguien te hace daño simplemente te dices a ti mismo que tienes que ser un hombre y superarlo”