PAS: características de una Persona Altamente Sensible

0
410

La psicología como toda ciencia sigue evolucionando conforme el paso del tiempo por lo que en base a ciertos rasgos de personalidad muchas personas actualmente se están identificando como Personas Altamente Sensibles (PAS)

Esta interpretación se debe a que hace 30 años aproximadamente la Doctora en Psicólogía Elaine Aron tratando de comprenderse a sí misma, descubre que su manera de procesar la información y percibir el mundo que le rodea no es la misma a la de otras personas.

En sus investigaciones descubrió que, al igual que ella, existe un porcentaje de personas que comparten un rasgo común, al que denominó  “la alta sensibilidad”.

Partiendo de esta hipótesis se realizaron diversos estudios para identificar profundamente características que definen a las personas altamente sensibles, eliminando de esta forma la confusión que surgía al diagnosticar este rasgo como trastorno mental o emocional.

¿Quiénes son las personas altamente sensibles (PAS)?

Este termino definitivamente no debe asociarse con debilidad, fragilidad o vulnerabilidad; las personas altamente sensibles son aquellas que perciben los aspectos sean positivos o negativos de la vida con mayor intensidad que los demás, es decir, una PAS no es una persona que están siempre llorando, a la defensiva o que se esté quejando de todo. Al contrario, pudiera ser que estuviese siempre alegre porque disfrute más de las maravillas de este mundo, o que viviese con más intensidad los aspectos positivos de las relaciones interpersonales, como la compañía o la amistad.

Existe aproximadamente en un 20% de la población, por lo que 1 de cada 5 personas es altamente sensible. Dicho de otra forma: si no eres PAS, seguro que conoces a alguien que sí lo es.

Características del rasgo de alta sensibilidad

De acuerdo al estudio de la Dra. Aron estas son las 4 características comunes que comparten las PAS:

Procesamiento profundo de la información:

Los resultados han mostrado que las personas altamente sensibles activan áreas del cerebro relacionadas con el procesamiento profundo y consciente que, en el caso de las personas no PAS, no se activan cuando realizan las mismas acciones.

Debido a esto, la persona altamente sensible tiene más tendencia a la reflexión, a pensar en profundidad las cosas e incluso a darles vueltas al mismo asusto para poder desmenuzarlo y sacar conclusiones más certeras.

En definitiva, la capacidad de análisis y síntesis en una persona PAS es algo que trae “de fábrica”.

Tendencia a la sobre-estimulación

Al disponer de un sistema neurológico capaz de recibir más información y de procesarlo en mayor profundidad, la persona altamente sensible suele tener una tendencia a la sobre-estimulación, lo que le obliga en muchos casos a retirarse de ambientes con muchos estímulos para poder recuperar su equilibrio mental y emocional.

Es decir, se produce una saturación del sistema nervioso debido a la cantidad de información que circula a través del mismo y se manifiesta a través de un agotamiento general que hace que la persona tenga una necesidad imperiosa de estar en un lugar tranquilo, a ser posible en soledad y donde existan pocos estímulos externos.

Fuerte emocionalidad y elevada empatía

Tener un sistema nervioso capaz de sentirlo todo con más intensidad, hace que la personas altamente sensible tenga mayor capacidad de respuesta emocional y, por lo tanto, todo lo viva más intensamente.

Ver una película divertida puede ser una gozada si eres altamente sensible porque lo vas a disfrutar al máximo; en su contra, si la película es de acción, puede ser que la termines con una activación inusual de tu cuerpo, como si la vivieses en primera persona.Sensibles a las sutilezas

Sensibles a las sutilezas

Se ha demostrado que las personas altamente sensibles son más conscientes de los cambios que se producen a su alrededor. Es como si tuviesen un radar que lo capta todo.

No me refiero solo a todo lo que tenga ver con los sentidos (sonidos, olores, colores…) sino también a aquellas percepciones que suelen pasar inadvertidas para las personas no PAS.

Para una PAS es muy fácil reconocer la energía positiva o negativa que circula en el lugar en el que se encuentra y además sabe qué hacer para que esa energía cambie a de negativo a positivo.

Tomado de: Be Fullness