Métodos anticonceptivos masculinos alternativos descubiertos por la ciencia

0
528

En los tiempos que corren; en los que hacer converger un trabajo estable, una pareja duradera y el resto de condiciones que la mayoría de personas nos imponemos para procrear se hace prácticamente imposible, el buen uso de los anticonceptivos es una parte esencial de nuestras vidas.

Ultrasonidos en los testículos para inhibir la producción de semen

En este estudio; realizado por un grupo de científicos de la Universidad de Carolina del Norte, que fue publicado en la revista Reproductive Biology and Endocrinology, se aplicaban ultra sonidos de alta frecuencia (3 MHz) sobre los testículos de un conjunto de ratas, que después de dos sesiones de quince minutos separadas entre sí por dos días, mostraron una concentración de espermatozoides muy por debajo de la habitual en hombres fértiles.

Todo esto se debe a que; al contrario que las mujeres, que tenemos una reserva fija de células reproductivas desde el momento en que nacemos, los hombres producen los espermatozoides continuamente, por lo que los ultrasonidos afectarían a esta producción, dando lugar a un método eficaz y reversible.

Botones para inhibir la salida de esperma, el futuro de los nuevos métodos anticonceptivos

Desde 2012 hasta la actualidad no ha cesado la búsqueda de nuevos métodos anticonceptivos, pero sin duda los más interesantes hasta el momento son los que han llegado en estos últimos años; un buen ejemplo es el de los botones que, al igual que el interruptor de la luz, encienden y apagan a voluntad la salida de espermatozoides.

El diseño, que podría estar sacado de una película de ciencia ficción, fue presentado a principios de este año por el inventor Clemens Bimek y consiste básicamente en una válvula de 18 milímetros que se introduce en los conductos espermáticos durante una intervención quirúrgica de no más de media hora, tras la cual el paciente puede sentir el interruptor a través de la piel del escroto. Lo que viene después es muy simple, pues básicamente sólo hay que abrir o cerrar el interruptor según si se quiere o no que haya salida de semen.

La píldora anticonceptiva masculina

La píldora anticonceptiva femenina se ha convertido en unas de las opciones más habituales entre aquellas parejas estables que quieren disfrutar de sus relaciones sexuales sin miedo a embarazos indeseados. Sin embargo, los efectos secundarios que producen hacen que aún haya muchas mujeres reacias a tomarlos. Los anticonceptivos de nueva generación surgidos en los últimos años han acabado en parte con estos efectos, pero aún así se siguen dando problemas muy variables de una mujer a otra que llevan a recurrir a la búsqueda de otros métodos.

Un grupo de científicos, procedentes en este caso de la Universidad de Virginia, manifestaron una nueva técnica basada en el desarrollo de inhibidores de TSSK2, una proteína presente en los testículos que actúa sobre los pasos finales de la producción de esperma. De este modo, se podría generar una píldora capaz de impedir la reproducción de una forma reversible y sin efectos secundarios, ya que sólo actuaría a nivel testicular.

Vasalgel, la mejor opción para los que no tengan miedo a las inyecciones

Otro estudio reciente es el de Vasalgel, un hidrogel esponjoso y flexible que se inyecta en los conductos deferentes bloqueando el paso de los espermatozoides, pero no el de otras partículas de menor tamaño, de modo que saldrá el fluido seminal, pero no habrá células reproductoras en él.

Ya ha sido probado en monos y conejos, con muy buenos resultados, y se espera repetir el ensayo con humanos a lo largo de este año; de modo que si se repiten los resultados positivos estaríamos ante una técnica barata y reversible que podría estar comercializándose en 2018. Eso sí, si os dan miedo las inyecciones, quizás no sea la mejor opción para vosotros.