La generación Y – ¿Somos ‘millennials’?

0
388

Los millennials, pioneros en la revolución tecnológica que lo ha cambiado todo, han diseñado una nueva forma de relacionarnos, han transformado los hábitos de consumo y también la actitud hacia el trabajo; entre hashtags y retuits, han trasladado la inseguridad y el narcisismo hacia el entorno laboral.

A diferencia de generaciones anteriores, donde la experiencia demostraba capacidad y lo más importante era la jerarquía y los protocolos, ahora muchos de los jóvenes entre 19 y 30 años cuestionan las reglas, emprenden y se sienten auténticos mártires de su trabajo.

Se consideran indispensables y un 57% necesita que sus jefes y sus compañeros sean conscientes de su compromiso y esfuerzo, hasta tal punto que llegan a sentirse culpables por tomarse vacaciones. Estas son algunas de las conclusiones a las que ha llegado el estudio Los mártires del trabajo publicado por la organización Project: Time Off, en el que han participado casi 6.000 trabajadores a tiempo completo.

Aunque el compromiso con el empleo es una característica común con las generaciones anteriores hay algo que los diferencia de los baby boomers y la Generación X: el egocentrismo. Tomás Chamorro, profesor de psicología laboral en la Universidad de Londres y Columbia, asegura que, en los años 50, el 12% de los estudiantes de instituto estaba de acuerdo con la afirmación “Soy una persona importante”, frente al 80% de los 90.

“Es absolutamente factible que esas diferencias se atribuyan a distintos niveles de narcisismo. Sentir que eres el centro del mundo, insustituible y que nadie puede hacer tu trabajo es una percepción errónea de la realidad y da signos del sentido de grandiosidad tan característico de los millennials”, asegura Chamorro.

Los millennials no tienen el objetivo de hacer carrera dentro de una misma empresa, excepto los que quieren ser funcionarios, saben que esa “no es una opción viable actualmente”. Piden flexibilidad, ser respetados y aprender. Para ellos es muy importante lo que la empresa les ofrezca más allá del sueldo. No les gusta esperar resultados a largo plazo.