¿Infiel?

0
347

Una relación de pareja se considera un pacto entre dos personas que presuntamente tienen los mismos sentimientos, consideración y respeto la una hacia la otra; a menos de que su relación sea abierta.

Muchas de las relaciones de pareja sea noviazgo, compromiso o matrimonio; se han visto afectadas por este “crimen”,en la mayoría de los casos la infidelidad es causa de rupturas amorosas, así como cabe recalcar que también existen casos de parejas que decidieron perdonar esta falla y seguir adelante.

En los últimos años las infidelidades han aumentado, y esto es gracias a las nuevas tecnologías como Facebook, WhatsApp o las diferentes aplicaciones para conseguir citas eventuales y es gracias a estas aplicaciones cada vez es más fácil tener relaciones fuera de la pareja.

Cuando sufrimos una infidelidad lo primero que viene a nuestras mentes es ¿por qué?, ¿qué hice mal?, ¿ya no te gusto?, ¿ya no me amas?; con nuestra autoestima lastimada nos vemos obligados a buscar a alguien con quien desahogarnos y que nos brinde el apoyo que necesitamos al momento.

CAUSAS DE UNA INFIDELIDAD

Todos los infieles tienen un la lista de pretextos para no reconocer que fueron infieles e inician con la frase “es que tu…”; sin embargo, los expertos en relaciones de pareja nos recuerdan que estas dinámicas basadas en la traición, van mucho más allá del carácter, la personalidad o la existencia de posibles carencias en la relación.

Cuestión de moral

Tanto hombres como mujeres al momento de caer o no en la tentación de ser infieles a su pareja, no toman en cuenta si es una buena o una mala acción y sus motivos van por distintos caminos.

Un estudio de The Pew Research Center en 40 países que revela que para muchos la infidelidad no tiene nada que ver con cuestiones morales.

Los más conservadores en cuanto a este tema, son Palestina y Turquía consideran que las relaciones extra matrimoniales son moralmente inadmisibles. Por otro lado, España se encuentra en segundo lugar en cuanto relación infidelidad y moralidad, opinando que deja de lado las cuestiones morales a la hora de ser infieles.

Factores neurológicos

Si tomamos los factores neurológicos, el doctor Sari van Anders, Ph. D. psicólogo clínico de la Universidad de Michigan realizó evaluaciones de los niveles de T (testosterona) tanto en hombres y mujeres, descubriendo que cuanto más altos eran los niveles de esta hormona, mayor era el deseo de buscar otros compañeros sexuales.

Poder y nivel económico

Generalmente, las personas con más poder y mayores ingresos muestran un perfil de infidelidad más elevado. No solo porque tienen más oportunidades, sino porque encuentran a menudo personas afines a sus rasgos de personalidad o al gusto por el dinero.

Para ser infiel hay que saber que siempre hay un herido, que estás traicionando la confianza alguien que seguramente te ama y que esa traición no solamente hiere en el momento; causa inseguridades para una relación futura.

“La infidelidad no solo es engañar o quebrantar un código moral, es lastimar, herir y destruir al semejante”.

Walter Riso.