Dieta líquida: Ventajas y desventajas

0
336

Muchos ya habrán oído hablar de este tipo de dietas, pero hoy explicaremos las principales ventajas y desventajas de una dieta líquida o dieta de desintoxicación.

Esta dieta consiste en consumir productos líquidos (agua, caldo, té, gelatina, jugos de frutas sin pulpa, miel, limonada, café), que son fáciles de digerir y no dejan residuos en el intestino.

Al no tener la cantidad de calorías y nutrientes necesarios, no puede realizarse por muchos días. Generalmente la mandan los médicos antes de determinados procedimientos, pero cada vez se ha vuelto más conocida para adelgazar o purificar el organismo.

De esta forma, la dieta es menos estricta que por razones médicas, y puede incluir la ingesta de frutas y verduras, pescado, u otros.

Ventajas de la dieta líquida

Foto de: Mujerde10.com
  • La dieta líquida provee al cuerpo de la hidratación adecuada, además de electrolitos importantes como el potasio y el sodio.
  • Mantiene el estómago y los intestinos limpios, y limita el trabajo del sistema digestivo, elemento ideal para antes o después de un procedimiento quirúrgico.
  • Tras una cirugía, el cuerpo se despierta de una anestesia, por lo cual se debe ir ingiriendo alimentos de forma gradual, comenzando con una dieta líquida. De esta forma, el cuerpo se adapta a la comida, y se previenen los riegos de asfixia y aspiración.
  • Mejora en la piel y en el funcionamiento del sistema digestivo debido a la posible desintoxicación.
  • La idea de una dieta líquida brinda una mejoría psíquica, ya que la gente se siente más desintoxicada; y porque cree que al hacer un gran sacrificio, las cosas salen mejor -aunque eso no sea cierto-.
  • Los defensores dicen que una dieta líquida ayuda a eliminar las toxinas que se acumulan en el cuerpo y que producen diversas enfermedades, dolores de cabeza o fatiga.
  • Las dietas líquidas no suelen tener cafeína o azucares, lo que logra que la gente sea consciente de las cantidades que consume de alimentos no beneficiosos para la salud, para que pueda generar mejores hábitos alimenticios a largo plazo.

Desventajas de la dieta líquida

  • No provee la cantidad necesaria de nutrientes y energía, por lo cual no está recomendado que se siga por más de unos pocos días.
  • La dieta líquida puede acostumbrar al paladar, lo cual acelera el desgaste y la pérdida de peso. Esto se puede solucionar fácilmente combinando bebidas dulces y saladas.
  • Toda dieta deficiente en nutrientes (sobre todo calcio y proteínas) puede llevar a desequilibrios hormonales, metabolismo débil, enfermedades y desnutrición.
  • No se recomienda que la sigan niños, ancianos y mujeres embarazadas. Tampoco está recomendada a personas con problemas en los riñones o el hígado, anemia, diabetes, cáncer o hipotensión. 
  • Se producen dolores de cabeza en un primer momento hasta que el cuerpo se acostumbra.
  • En algunos casos puede producir diarrea o deshidratación si no se consume la suficiente agua.
  • Lógicamente, la dieta consigue una pérdida de peso importante, aunque también se puede sufrir acné, mareos, irritabilidad y somnolencia.
  • Si esta dieta se sigue por más tiempo, el hambre aumenta los niveles de hormonas del estrés, lo que hace a las personas que la siguen más propensas a darse un atracón una vez finalizada la dieta; además de que, paradójicamente, hace que se liberen más toxinas en el cuerpo.
  • No hay que olvidar que la mayor parte del peso que se pierde es líquido, y no grasa.
  • Algunos detractores de esta dieta dicen que la desintoxicación no es real, ya que no está demostrada científicamente. Además, son el hígado y los riñones los que se encargan normalmente de esta función.
  • Una restricción calórica por un tiempo prolongado hace que el metabolismo se desacelere, lo que consiga que más adelante nos sea más difícil perder peso.

Como en todos los casos, recomendamos consultar con el médico antes de llevar a cabo una dieta líquida, y que él considere la cantidad y tipo de alimentos, y el tiempo que debe durar.

Tomado de: Vix