Cerebro del Embarazo

0
218

El cerebro de las mujeres embarazadas cambia, literalmente. Un estudio muestra por primera vez que la materia gris de las gestantes se reduce en áreas relacionadas con la empatía. Esta poda en las conexiones neuronales de la madre optimizaría determinadas funciones, como interpretar los estados mentales del hijo o anticipar posibles amenazas del entorno. Los cambios, no percibidos en los padres, se mantienen dos años después del parto.

El análisis de sus cerebros demostró que el primer embarazo reduce el volumen de la materia gris del cerebro en zonas implicadas en las relaciones sociales: en la línea media cortical anterior y posterior, así como en regiones específicas de la corteza prefrontal y temporal de las embarazadas.

Se trata de la primera investigación que demuestra que el embarazo produce cambios en el cerebro y que estos se mantienen al menos dos años después del parto. 

Ambos hechos llevan a los investigadores a apostar por una conexión entre la hormonas, cambios físicos y cambios funcionales. “La inundación de hormonas que proceden del feto cambia el cuerpo y cambia también el cerebro”