Agotamiento psicológico: A veces no se cae por debilidad, sino por haber sido demasiado fuertes

0
349

Muchas veces confundimos el ser fuertes con creernos los fuertes, son términos parecidos pero que encierran respuestas distintas.

A veces ya no damos más porque hemos tratado de ser fuertes, hemos soportado demasiado, hemos estado disponibles durante demasiado tiempo, hemos asumido demasiadas responsabilidades … Cuando hay muchos “demasiado” en nuestras vidas, es normal que caigamos en una profunda crisis nerviosa.

Hay otros casos que, si se puede catalogar como actos de fuerza, sin embargo, ser demasiado fuertes no siempre trae consecuencias positivas, a continuación, te lo explicaremos:

¿Sabes lo que es el agotamiento psicológico?

Es un estado mental que provoca una cierta confusión emocional y especialmente cansancio de la parte psico-física.  En general, es una afección aguda, que tiene una duración temporal y un inicio repentino.

La principal causa de la crisis nerviosa es el estrés que puede surgir de situaciones difíciles, como problemas de relaciones íntimas, problemas de salud, problemas financieros, trabajo, etc.

¿Cuáles son las señales?

Complicaciones con todo: olores, ruidos, conversaciones a tu alrededor… todo se convierte en un problema. Se siente abrumado por su entorno y ya no puede hacer frente a sus responsabilidades.

Distracción: dificultad para concentrarse y razonar, ya no puede permanecer atento y sus facultades intelectuales se reducen. ¿Sientes que tu cerebro ya no puede funcionar? Puede ser un bloqueo mental, una señal de que tu mente necesita descansar.

Pérdida del control: ya no puede controlar sus emociones y su susceptibilidad se exacerba. Tenga cuidado, algunos síntomas son idénticos a los de la depresión.

Problemas con el sueño: incluso si duermes mucho, te levantas cansado. Tiene dificultad para conciliar el sueño y su sueño no es reparador.

Memoria dañada: lo que provoca la fatiga excesiva, es la pérdida de la memoria. Empiezas a olvidar pequeñas cosas que normalmente no tendrías problema en recordar.

CONSEJOS PARA EL AGOTAMIENTO

#1. Descansos placenteros: no solo los fines de semana debes relajarte, incluso también durante la semana, aunque sea por poco tiempo, para hacer algo por usted mismo, por ejemplo, una sesión de yoga por la mañana o una caminata corta durante la pausa del almuerzo.

#2. Dormir no está sobrevaluado.

#3. Manténgase alejado de ambientes ocupados y agitados. Necesitas calma.

#4. Muévase.

#5. Trate en lo posible, de tomarse unas vacaciones.

#6. Aprender a relajarse: meditación.

#7. Eres lo que comes.

#8. Revisa tu estilo de vida.

#9. Viva su realidad.

#10. Tómese un paseo al aire libre

Fuente: LATIN MONEY