25 Ideas de negocios rentables con poca inversión!

0
390

Si estás buscando emprender con tu propia actividad de forma independiente y por ahora no tienes muchos recursos para invertir en un modelo de negocio costoso te recomendamos esta nota, pon atención a este listado de actividades que son rentables y se puede iniciar con poca inversión.

1.- Convertirte en un asistente virtual:

Si tienes experiencia secretarial o como asistente administrativa en una oficina, su versión digital te dará una gran cantidad de flexibilidad y muchas veces, al conseguir trabajos con compañías de países en los que se manejan distintos rangos salariales, también puedes conseguir mucho más dinero.

2.- Ser Blogger:

Ser blogger es una carrera alternativa en la que muchos de los que sentimos que la limitada oferta de las universidades (abogado, secretaria, arquitecto, médico…) pensamos cuando buscamos una idea de negocio o maneras de promover aquel negocio que ya tenemos. Los bloggers disfrutamos de compartir nuestros conocimientos, gustos, vidas y opiniones contigo. Los habemos de diseño, tecnología, viajes, moda, finanzas y básicamente cualquier temática que exista. La popularidad de los blogs y la razón por la que miles de personas intentan anualmente convertirse en bloggers no es únicamente por el gran potencial de mercadeo que tienen nuestras páginas webs (podemos llegar a un enorme número de posibles clientes), lo más atractivo es sin duda la opción de trabajar desde casa o desde donde quiera que te encuentres.

3.- Vende cosas en Ebay, Amazon y otras plataformas e-Commerce:

La clave para tener éxito vendiendo en línea es encontrar un producto “nicho”. Un producto que es menos popular, pero que se puede vender mejor debido a una menor competición en el mercado. Escoger un producto popular que tiene una gran demanda, a menudo significa que ya hay varios vendedores y el mercado es altamente competitivo o incluso saturado. Por el contrario, si puedes encontrar un producto ‘nicho’, tendrás muchas más posibilidades de tener éxito en el mercado en línea.

4.- Mercadeo de afiliados:

Este modelo de negocio es extremadamente fácil de montar e implica el ganar una comisión por venta mediante la promoción de productos y servicios de otras personas/empresas. Básicamente, eliges un producto que te gusta y lo promueves con tus lectores o seguidores. Crear un negocio basado en el modelo de marketing de afiliados es especialmente fácil de empezar si tienes un blog o sitio web propio.

5.- Ofrecer reseñas:

Cada día son más las marcas que buscan personas para que prueben sus productos o servicios para animar a otros a comprarlos. Puedes empezar acercándote directamente a las empresas que te llamen la atención y ofrecerles un review a cambio de una recompensa monetaria (si eres nuevo generalmente será un canje, si eres influyente será en dinero). Incluso hay muchas páginas que se encargan de hacer ese contacto entre marcas y reviewers (aquel que hace la reseña). Generalmente lo único que necesitas para registrarte es tener una cuenta de redes sociales y sitio web o blog en el que escribir los artículos de reseña sobre sus productos. Inscribirse a estos programas es completamente gratis.

6.-Vende infoproductos:

¿Te imaginas poder ganar dinero mientras duermes? Lo puedes hacer, trabajar desde casa por internet, es completamente posible. Un infoproducto consiste en crear una guía digital (PDF simple, audio o video y, en algunos casos, una combinación de todo lo anterior), en la que ofreces información sobre algo en lo que te consideras experto.

7.- Crea páginas webs y luego véndelas:

Cada vez son más los que se dedican a crear una página web básica, la ponen a monetizar por algunos meses y luego la venden. El precio de venta generalmente es de 12 a 24 veces la ganancia mensual.

8.- Vende tus fotos:

Si eres bueno con las fotos y tienes un montón de ellas a las que no les estás sacando provecho, podrías empezar a vender tu trabajo en sitios web como Shutterstock.

9.- Conviértete en Coach:

Después de las profesiones de servicios tecnológicos, el coaching es la segunda profesión de más rápido crecimiento en el mundo. En este momento, hay una gran demanda por todo tipo de Coaches, por lo que, si eres experto en algo (en mi caso soy Coach de Emprendimiento Online), todo lo que necesitas es una cuenta de Skype para brindar tus servicios virtuales y una página web para vender y promocionar tus servicios.

10.- Revisión de currículos:

Crear una buena hoja de vida requiere de talento. Recordemos que un currículo es una forma de mercadear el talento y experiencia de un profesional, por lo que se necesita ser un buen vendedor para sobresalir de entre tanta competencia. Si tienes experiencia creando CV, eres bueno redactando y tienes mucha “labia”, ofreciendo este tipo de servicios puedes hacerte un buen dinero. Te sorprendería saber cuánta gente hay buscando ayuda en este tema.

11.- Conviértete en Youtuber:

Sin duda alguna algo muy conocido o aceptado en la actualidad, promueve tu marca personal! hay miles de temas por aprovechar y ganar dinero con Adsense.

12.- Cuidado de niños:

Si estás buscando iniciar un pequeño emprendimiento el servicio de cuidado de niños puede ser una de las mejores ideas. Esta actividad ofrece experiencia empresarial y conocimiento que dará sus frutos a lo largo de tu carrera profesional. No sólo es un bajo costo para la puesta en marcha, sino que también ofrece flexibilidad, mercados no estacionales y resistentes a la recesión, además de ser un negocio en efectivo. Las niñeras pueden hacer tanto dinero como sus agendas les permitan sin dejar de satisfacer las demandas de la escuela y su vida personal.

13.- Limpieza de casa:

¿Estás pensando en empezar un negocio de limpieza? Hay un gran potencial en este campo laboral, ya sea que quieras trabajar en las casas de tus clientes o a nivel comercial. Empezar un negocio de limpieza es como empezar cualquier otra pequeña empresa; necesitarás un plan de negocios sólido y una buena estrategia de mercadeo para ayudarte a tener éxito.

14.- Cuidado de mascotas cuando sus dueños están de viaje:

Una buena idea para emprender, piense como ellos: Si es propietario de una mascota y usted viaja, arreglar todo para el cuidado de sus animales mientras está de viaje puede sentirse como una decisión abrumadora. Más de 9 de cada 10 dueños de mascotas consideran a su mascota como miembro de la familia,1 lo que significa que probablemente usted busca un cuidador que no sólo proporcione lo básico como alimentos y agua, sino también compañerismo, tranquilidad y momentos para jugar mientras está de viaje.

15.- Servicios de lavandería a domicilio:

La agitada vida moderna, el tiempo cada vez más escaso, el tráfico y las distancias entre trabajo y hogar hacen que el cuidado de la ropa sea una de las actividades menos atractivas para cualquiera, sin embargo, es indispensable para nuestra vida diaria y nuestra presentación ante los demás.
Si se trata de optimizar el tiempo, tu oportunidad de negocio es grande.

16.- Concierge personal:

Los servicios concierge, de forma tradicional, suelen materializarse en una persona que se pone bajo las órdenes y necesidades de un cliente y atiende sus requerimientos sobre cualquier cosa que pueda necesitar. Tal vez reservar en un restaurante, conseguir entradas para un concierto, alquilar un vehículo con determinadas prestaciones… En este tipo de servicios, el cliente contacta con su concierge y éste se encarga de realizar las reservas y contratar los servicios. El usuario no tiene que ocuparse de nada. Estas funciones incluso se solicitan con antelación, para que cuando el viajero llegue a su lugar de destino, todas sus indicaciones y directrices se hayan podido ver cumplidas, se puede aplicar en todos los ámbitos si tienes visión y creatividad.

17.- Chofer de niños o ancianos

La razón: La población está envejeciendo, la esperanza de vida está aumentando, las personas llegan hasta los 70, 80 y más allá de los 90 años pero pocos gozan de buena salud, la gran mayoría dependen del cuidado de otras personas.
Algo muy parecido sucede con los niños ellos requieren de un cuidado importante por ende ningún padre de familia se opondrá en invertir en un chofer especializado en niños.

18.- El fitness:

Sin duda es una de las obsesiones contemporáneas más extendidas. El culto al cuerpo a través del ejercicio físico guiado por personal trainers (entrenadores personales) ha hecho proliferar no solo los gimnasios y centros de entrenamiento físicos, sino también los guías espirituales que se encargan de retransmitir en vivo sus entrenamientos, mostrar sus avances, recomendar rutinas de entrenamiento y dietas saludables que incluyen complementos proteicos y otros compuestos destinados a incentivar la musculación.

19.- Servicios de belleza y estética:

Destinados a hombres y mujeres, cada vez son más frecuentes los tratamientos de estética como la depilación láser, solárium, tratamientos faciales, etc. Aunque la inversión inicial puede ser algo más elevada que para otras actividades -los equipos suelen ser bastante caros, siempre podemos recurrir al alquiler en los primeros meses- los precios que los usuarios están dispuestos a pagar son relativamente elevados. Así, rentabilizar el gasto inicial será más fácil para llevar con éxito tu centro de estética. El uso de las redes sociales y una web o blog para promocionarnos y mostrar ejemplos de los servicios ofertados, son herramientas imprescindibles que podemos desarrollar desde casa con un ordenador.

20.- Masajes:

Es un servicio muy demandado que, con una cartera de clientes estable, puede generar muchos ingresos. Inicialmente, habrá que hacer algunas adaptaciones de espacio para acondicionar nuestra casa -habilitar una habitación, comprar la camilla de masajes- y convertirla en un salón de masaje o fisioterapia – no son lo mismo y es importante no aplicar tratamientos sin la formación adecuada.

21.- Alojamiento para turistas:

Quienes vivan en ciudades con gran afluencia de turistas podrían unirse a alguna de las nuevas plataformas online a través de las que particulares ofrecen sus casas como alojamiento a cambio de contraprestaciones económicas, como si de un hotel, hostal o pensión se tratara.
Aquí lo importante es atender a la regulación estatal, autonómica, y local para no infringir leyes que puedan acarrear multas por incumplimiento. Siempre dentro de la legalidad, puede ser una opción si no nos importa que otras personas visiten de nuestra casa y hagan uso de ella como alojamiento turístico.

22.- Invertir en bolsa u otros mercados financieros:

La Bolsa tradicional o mercados emergentes como el de divisas o incluso los de monedas virtuales pueden ser operados desde casa. Ya no es preciso contratar a un corredor de bolsa al estilo de la película Wall Street, sino que diferentes plataformas online facilitan a día de hoy la inversión instantánea, con sus potencialidades y sus riesgos. Antes de invertir dinero, hay que conocer el funcionamiento de los mercados y no dejarse llevar por impulsos o consejos fraudulentos.

23.- Videojuegos y esports:

Es tal el apogeo de los esports que incluso existe un canal temático de pago dedicado en exclusiva a ellos. En algunos países, los jugadores profesionales de videojuegos de acción -Counter Strike- es tal vez el más famoso, ganan miles de dólares en torneos internacionales y reciben pagos desorbitados de patrocinadores para entrenar doce horas al día frente a un ordenador.

24.- Organización de eventos:

Otra forma de trabajo entre quienes desean celebrar una ocasión especial sin llevar demasiado trabajo y delegando tareas a otros. Desde casa, con los conocimientos y los contactos adecuados, podemos convertirnos en organizadores de bodas, banquetes, reuniones familiares, comuniones, etc.

25.-Producción de vino, cerveza u otras bebidas artesanales:

Quizás este sea el ejemplo para el que necesitemos una mayor inversión inicial, aunque el ingenio -buscar materiales y equipos de segunda mano- y la picaresca -estudiar todas las posibles ayudas y subvenciones asociadas a la explotación y cuidado de zonas agrícolas, vinícolas, etc. – nos pueden ayudar a disminuir los costos iniciales. El consumo de bebidas alcohólicas alternativas, de autor, utilizando ingredientes autóctonos y reinventando los cánones ya conocidos están hoy en boga y pueden abrirnos muchas puertas… y muchas bocas.